29 de abril de 2009

El Reino de los Lagartos

Una de las cosas que siempre me han parecido más pulp, son los hombres-lagarto, como en V. El miedo y el asco que imprimen en lo profundo de mucha gente, los hace ideales como antagonistas de baja calaña.

Es bastante fácil sacarles punta en historias, y hacer cosas sencillas con ellos, al menos en apariencia, y dar trasfondo a toda una zona.

Los Hombres Lagarto son seres carnívoros, que consideran la carne de bebé humano el más exquisito de los manjares, de inteligencia limitada y costumbres tribales y barbáricas, les pones un taparrabos, un par de lanzas y porras con pinchos, y los sacas para combatir.

Además, al ser primos hermanos de las serpientes y de los Naga (Hombres Serpiente), dotas todo el trasfondo de la historia de un verde escamoso muy llamativo.

Ganchos de historias

- Rapto de los bebés de una aldea. Los Hombres Lagarto hicieron una incursión en la aldea y se llevaron a todos los neonatos a su refugio. Hay que salvarlos antes de que sea demasiado tarde.
- Rapto de una hermosa doncella. El Shaman ha pedido una humana virgen para realizar un sacrificio al Dios Cobra. Quedan 5 días hasta la próxima luna llena, momento en el que se realizará el sacrificio.
- Invasión de un poblado. Uno de sus líderes shamán, está intentando sacar a los Hombres Lagarto de la barbarie e intentar dar un paso evolutivo. Para ello han tomado un angituo poblado humano. Esto abre muchas posibilidades: El poblado fue desierto y ellos lo tomaron. Pueden ser pacíficos o agresivos. Pasaron el pueblo por la piedra para sus designios. Consiguieron el permiso de un noble seguidor del Dios Cobra, que expulsó a los pueblerinos para ello.
- Infilitración en sociedad. Un Shamán Lagarto ha ideado un hechizo para robar pieles humanas y poder ser usadas de disfraz. Esto ha permitido a los más espabilados a infiltrarse en una sociedad humana (organización o asentamiento) para intentar destruirla.

Guaridas Lagarto

Las guaridas de los hombres lagarto tienen varias cosas en común:

- La humedad.
- En el interior tienen la cámara de los Huevos, protegidos por un contingente de varios guerreros de guardia.
- La sala de las serpientes: una habitación dedicada por entero a sus primas, con una habitación especial reservada al Dios Cobra, la mayor serpiente gigante que hayan podido encontrar.

Monturas

Solo algunas tribus del interior de selvas muy espesas tienen monturas, pero estas son más peligrosas si cabe que sus mismos jinetes, Son : Los Velociraptors.

Monturas rapidísimas, carnívoras y agresivas, y capaces de atacar en solitario y en grupo.

Su modus operandi es si hay combate, bajarse de la montura y atacar en conjunto.

Leyenda

Dice la leyenda, que una vez cada 1000 años nace un Rey Lagarto, un hijo de la Gran Cobra destinado a unirlos a todos como Gran Nación, y poder estar en igualdad con las Grandes Razas.

Esta era traerá grandes Guerras, y verá nacer una nueva especie de hombres lagarto, miembros de una estirpe noble que permanece extinta, pero cuya sangre aún recorre sus venas.

Como curiosidad, esta historia siempre se cuenta en libros humanos, ya que no hay registros escritos de los Hombres Lagarto ni se sabe de nadie que haya oido sus relatos orales.