3 de julio de 2009

Más técnicas de jugadores, introspección


En varios correos que he intercambiado con Carlos de la Cruz estuvimos intercambiando impresiones sobre varias cosas. Como el tema no llego a las manos, y no hubo sangre ni nada, a ver si haciendolo público lo consigo picar para que haya batalla real.

Los temas en cuestión sobre los que conversabamos educadamente (espero que éste post cambie eso y saquemos los aceros) eran uno ya trillado, el de usar habilidades sociales o no, y otro que no he visto tocar mucho, pero que me interesa bastante: El pensamiento público.

Pensamiento Público

El fenómeno del pensamiento público tiene sus raices en las novelas, en las que se sabe qué piensan los protagonistas, y cómo en rol somos protagonistas, muchos de los jugadores dicen en público lo que su personaje está pensando. Carlos defiende que esto le da más profundidad a la interpretación. Yo, por mi parte, defiendo que esto crea una suspensión de la ilusión de realidad.

Si tú entras en una habitación, y el master os dice: Veis una elfa que se parece a Jessica Alba, en el momento en que uno dice lo que piensa al respecto se va al garete toda interpretación. Que sí, que ya sabemos lo que piensa la mayoría de hombres en esa circunstancia, pero por decoro, y sobre todo si hay féminas en dicha partida, lo mejor que uno puede hacer es callarse y comportarse como un caballero.

Porque eso es lo importante, lo importante es lo que un personaje PARECE, no lo que ES ¿Que suena un poco raro? No creáis, porque el mundo es así. Aún recuerdo un amigo que tenía, años ha, que siempre consideré tímido, y al que las chicas consideraban una "dulzura". Un tio de hablar pausado, pocas palabras, y muchas sonrisas. Hasta que un día, pasó por delante una morena y le dije "Se te escapa el tren, tio, cógelo" (mientras la señalaba). Y en ese momento...

En ese momento se desató la bestia, de su boca empezaron a salir obscenidades diciendo lo que le haría al tren que acababa de pasar que me dejaron helado. Que yo soy bestia, pero es que éste... En fín , un ejemplo claro de que las apariencias engañan.

¿Por dónde iba? Ah sí, que lo del "pensamiento público" conlleva situaciones extrañas. Primero, porque normalmente, al resto de jugadores se la pela lo que piensen el resto de personajes, seamos sinceros, a menos que ... a menos que sea algo realmente importante, un secreto, y en ese caso no se dirá en voz alta. Y cuando alguien dice todo lo que piensa, pero llega una escena en que no lo hace, todos van a sospechar que algo oculta. Y normalmente acertarán.

Playtesting

Entiendo que muchos sean escépticos con ésto, y digan que esa teoría en su caso no se aplica. Es probable, no todos los grupos funcionan igual, y cada uno tiene distintos estilos de juego. Pero al menos, deberían probarlo. En una macropartida por foro, al principio, la mayoría de jugadores decían lo que pensaban, y los masters hablamos con ellos y les dijimos que dejaran de hacerlo, que creiamos que la partida mejoraría. Y lo hizo, y mucho.

El ritmo de la partida aumentó, los posts eran más legibles, no tochos infumables, y sobre todo, la gente se sentía mucho más metida en la partida, tenían una sensación mucho mayor de estar dentro de un mundo imaginario. Hasta el punto, que esos mismos jugadores se convirtieron en defensores de la idea y la aplicaban en otras partidas que tenían en otros foros.

Recordad, si os cuentan una técnica o idea, es posible que en vuestro grupo no vaya bien. Pero no tengáis miedo a probarlo, porque os podéis llevar una gran sorpresa. Ya lo he visto pasar en diferentes grupos, tanto con las habilidades sociales suprimidas como con el eliminamiento del pensamiento colectivo.

Pienso
Joder, vaya chapa que les he soltado, total, si van a hacer lo que les de la real gana, si no me escuchan, si ... ui, perdón. Tenía activado el modo de pensamiento público :P

8 comentarios:

Pepe Bernabé dijo...

Estoy contigo. Yo como tantos otros, comencé a jugar diciendo lo que mi personaje pensaba. Hasta que decidí llevar un personaje cuyo pasado era dudoso. Resultó que entonces no podía decir lo que pensaba. Creo que ha sido el mejor personaje que he jugado nunca.

Carlos de la Cruz dijo...

No llegamos a las manos porque soy un tío conciliador... y porque he usado muchos puntos de desarrollo a lo largo de los años en subir habilidades sociales :P. Evidentemente, no en RyF, que no tiene habilidades sociales ;))).

Yo defiendo el uso de habilidades sociales del mismo modo que defiendo cualquier otro tipo de habilidad. ¿Nunca has discutido con alguien, teniendo de antemano clara tu postura, y has descubierto al final de la conversación que te ha llevado a su terreno? Hay gente que, diciendo lo mismo que otros, tiene el carisma y la facilidad de palabra para llevarte a su terreno.

Del mismo modo, hay gente que sabe perfectamente cómo debe hacer una tortilla de patatas, pero siempre se le cae al fregadero cuando le da la vuelta ;).

Una cosa es la teoría y otra la práctica y creo que en RyF tú sólo intentas dar puntuaciones a las habilidades físicas, y es una postura perfectamente respetable, pero yo creo que las habilidades mentales y sociales también pueden ser medidas y simuladas.

Porque si las habilidades sociales no tienen valor y se dejan a la interpretación de los jugadores, un jugador que no se sepa expresar bien nunca va a poder llevar a un personaje que sea un negociador o un orador; al final un tío que se haya puesto mejores habilidades físicas en su personaje y encima, en la vida real, tenga más iniciativa o don de gentes, va a tener ventajas sobre el "jugador tímido".

Por otra parte, insisto en que cada cual hace los juegos que quiere y potencia las cosas que cree importantes potenciar. Tu tesis es que las habilidades sociales no deben existir y que son los jugadores los que deben aportarlas. La mía es que las habilidades sociales tienen la misma importancia y pueden ser simuladas igual que las físicas, y dudo mucho de que nos convenzamos el uno al otro.

Eso sí, probaré RyF y a lo mejor, me convenzo yo solo ;).

Carlos de la Cruz dijo...

Y en cuanto a lo de poner lo que piensa mi personaje o no ponerlo, creo que es algo más típico de las partidas por foro o por chat; yo no lo veo mal, porque creo que aporta más profundidad a los personajes. Pero eso es, probablemente, porque mis referencias más importantes son literarias, y un libro que sea sólo diálogo se me antoja algo cojo.

Si, por el contrario, tus referencias son más audiovisuales (teatro, cine, televisión), es más probable que prefieras expresar con gestos o palabras lo que quiere expresar tu personaje, y que por tanto contar el pensamiento sea algo más artificial.

Creo que ambas aproximaciones son correctas si todo el mundo está de acuerdo en qué es lo más adecuado.

Miguel Angel dijo...

Evidentemente, no toda técnica es válida para todo grupo de rol. Si a tu grupo le funciona mejor algo, usalo. Así de simple.

Sólo digo que por playtesting de ambas cosas, he visto mejorar muchas partidas con ambas técnicas. Pero no tiene porqué funcionar siempre, y a todo el mundo.

Eso sería como decir que el hack & slash le debe gustar a todo el mundo. Es una forma de juego, nada más. Pero no por ello hay que dejar de explicarla y qué puntos fuertes tiene.

Y sí, señor, es usted un caballero con muchos puntos en sociales, mientras que aquí, el escribiente, decidió ponerselos en fuerza bruta XD

dacostilla dijo...

Yo pienso en voz alta en mis partidas, y pido a mis jugadores que me digan lo que piensan a veces, al principio parece obligar un poco, pero la partida gana con esos detalles.
Respecto a lo de interpretación vs. habilidades sociales, creo que hay que buscar un equilibrio entre tiro y ya está y me enrollo como una persiana, que para eso llevo haciendo teatro desde los doce. Si no perdemos el espíritu del rol, interpretar alguien o algo que no somos, pero es mi humilde opinión de un Master que lleva 20 años en esto.

Miguel Angel dijo...

Respeto tu opinión, pero me pregunto si has probado estas técnicas que comento.

En especial, la de jugar sin habilidades sociales, pero socializando e interpretando.

Si no lo has hecho, en años vamos a la par, más o menos, pero en playtesting no ;)

dacostilla dijo...

Pues he probado muchas cosas así, pero me sigo quedando con el punto medio.
El siguiente paso es quitar todas caracteristicas mentales, si no sabes algo, tu personaje tampoco.
A lo que voy es que si no pides a un jugador que camine por la cuerda floja, aunque su personaje si, porque deberías pedirle una arenga hacia un ejercito, si su personaje lo sabe hacer, cuanto mejor lo haga él mejor, pero no dependerá solo de eso.
Opino.

Miguel Angel dijo...

A este respecto recomiendo leer el artículo de 13, en que deja constancia de las 3 formas comunes de abordar el tema de habilidades sociales.

http://elsistemad13.blogspot.com/2009/07/hablando-se-entiende-la-gente.html

Y recordemos, siempre, que no existe la forma ideal, sino que todo depende de nuestros gustos.

Yo solo explico las que me gustan, el porqué, y el cómo.