15 de abril de 2010

De libros e historias

Ayer me estuve hojeando un libro (el cual no nombraré) para sorprender a mis jugadores el próximo día que hagamos partida. Bueno, quizás el próximo día no, sino el siguiente. El próximo es para ir abriendo boca e ir dejando pistas.

Es curioso como hace dos o tres semanas decía que estaba seco de ideas... y ahora me buyen mil en la cabeza, y tengo unas ganas tremendas de hacer de master.

Lo que es el rol, que cada día que pasa nos coge con el pie cambiado, al menos a mí.

Ahora, encima, no solo es que tenga ideas para esa partida que comenzó con algo tan simple como un modulito de nivel 1 de un Dungeon Crawl Classics (La Perla Negra, por si os interesa), es que el sistema de Dragon Age (sí, lo jugamos con este sistema) me ha encantado y estoy pensando en hacerme un bestiario clásico para usar.

Como decía, no solo es que tenga ideas para eso, es que veo Canción de Hielo y Fuego, el JDR, y mi imaginación vuela, y me miro el Dresden Files (pese a lo cutre de la serie de televisión) y me entran unas ganas enormes de ver qué cojones es eso de creación de ciudad compartida.

Cosas veredes, amigo Sancho, que la imaginación es caprichosa, y tan pronto está, como no se le espera y no es cosa de pararse a dudar si es cierto que te susurra al oido.

Y pensar que hay quien dice que el rol está muerto.

3 comentarios:

Starkmad dijo...

Más bien está cambiando...

Solo subsisten los dinosaurios roleros que dan pasta, el resto se está buscando la vida con cosas y conceptos nuevos, y está dando matarife a lo que ya no funciona y que si podría matar al rol.

Clementine dijo...

¿Qué libro dices que es? xD
La serie de Dresden Files es un desperdicio total de algo que podría ser cuanto menos curioso.

Me alegro de que estés tan animado con las partidas, oiga!

Miguel Angel dijo...

Al final lo he deshechado, se me ha ocurrido otra cosa. Si es que no sirvo de master de campañas...